PREGUNTAS FRECUENTES

Cosas importantes que debe saber sobre el COVID-19

Síntomas, cómo se propaga, cómo protegerse a sí mismo y a los demás, qué hacer si está expuesto o enfermo, hacerse la prueba, conocimiento de las vacunas, conocimiento de la discapacidad y buscar atención de emergencia

¿Qué es el COVID-19?

El coronavirus (COVID-19) es una enfermedad viral que puede transmitirse de persona a persona. Los síntomas varían entre síntomas leves (o su falta) a síntomas muy graves o, incluso, la muerte.

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

Según lo que se sabe actualmente sobre el COVID-19, el virus puede afectar a las personas de muchas formas diferentes. A continuación, se indican los síntomas comunes del COVID-19. Sin embargo, es importante tener en cuenta que una persona con COVID-19 puede ser asintomática.

Los síntomas pueden aparecer entre 2 y 14 días después de la exposición al virus. Las personas con cualquiera de estos síntomas pueden tener COVID-19:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Pérdida del sentido del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o goteo nasal
  • Fatiga
  • Dolor de cuerpo o muscular
  • Dolor de cabeza
  • Náusea o vómitos
  • Diarrea

Si alguien muestra alguno de estos signos de advertencia de emergencia que se indican a continuación, debe procurar atención médica de emergencia de inmediato:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión continuos en el pecho
  • Labios o cara azulados
  • Incapacidad de permanecer de despertarse o permanecer despierto
  • Confusión

¿Cómo se propaga el virus?

Se cree que el COVID-19 se transmite de persona a persona a través de gotitas respiratorias, que pueden transmitirse a las personas cercanas o inhalarse hacia los pulmones. El virus se propaga sobre todo cuando las personas están en contacto cercano, específicamente cuando las personas están a menos de dos metros (6 pies) entre sí. También es posible que el COVID-19 se transmita cuando una persona toca una superficie con el virus y, luego, se toca la boca, la nariz o los ojos. Si bien no se cree que esta sea la forma principal de propagación del COVID-19, aún se están realizando investigaciones para comprender mejor el virus.

¿Cómo puedo protegerme del virus?

Hay muchas medidas de precaución que se pueden tomar para evitar la exposición al COVID-19.

  1. Manténgase a una distancia de, al menos, 6 pies de otras personas cuando sea posible.
  2. Todos deben usar una mascarilla en entornos públicos y cuando estén cerca de personas que no vivan en su hogar, especialmente cuando el distanciamiento social sea difícil. La CDC nos recomienda el uso de mascarillas o tapabocas de tela si tienen una válvula de exhalación o ventilación.

Nota: No se deben colocar mascarillas en niños pequeños menores de 2 años, una persona que tenga dificultades para respirar o personas que estén inconscientes, incapacitadas o que no puedan sacarse la mascarilla sin asistencia.

  1. Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos, especialmente luego de haber estado en un lugar público o después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  2. Si no hay jabón y agua a mano, utilice un desinfectante de manos con un contenido de al menos 60% de alcohol.
  3. Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar.
  4. Limpie y desinfecte con frecuencia los objetos y superficies de contacto. Estas superficies incluyen mesas, manijas de puertas, interruptores de luces, mesadas, manijas, escritorios, teléfonos, teclados, inodoros, grifos y lavabos.

¿Cómo uso una mascarilla correctamente?

Estos son los pasos para usar una mascarilla correctamente.

  • Primero, Lávese sus manos antes de ponerse la mascarilla.
  • A continuación, se debe colocar la mascarilla sobre la nariz y la boca, y asegurarla debajo del mentón.
  • Por último, la mascarilla debe cubrir la nariz y la boca por completo, ajustándose cómodamente a los lados de la cara. Asegúrese de poder respirar fácilmente.

¿Qué debo hacer si contraigo COVID-19 o creo que he estado expuesto al virus?

Si está enfermo con COVID-19 o cree que ha estado expuesto al virus, siga los pasos a continuación para cuidarse y ayudar a proteger a otras personas en su hogar y comunidad.

  1. Quédese en casa, descanse y manténgase hidratado. Evite salir al público excepto para recibir atención médica. Si sale, evite el transporte público, los taxis o los viajes compartidos.
  2. Use una mascarilla sobre la nariz y la boca. Si es posible, use un baño separado y permanezca en una habitación separada tanto como sea posible.
  3. Informe a las personas cercanas a usted si está enfermo con COVID-19 o si pudo haber estado expuesto. Aléjese tanto como sea posible de otras personas y de las mascotas para evitar la propagación del virus.
  4. Siga las instrucciones médicas de su proveedor de atención médica y del departamento de salud local. Las autoridades sanitarias locales pueden brindarle instrucciones sobre cómo controlar los síntomas y comunicar esta información.
  5. Llame con anticipación antes de visitar a un proveedor de atención médica para indicarle que tiene COVID-19 o cree que ha estado expuesto al virus. También puede haber sitios de prueba en la comunidad. Para obtener más información sobre los sitios de prueba cerca de usted, visite https://nvhealthresponse.nv.gov/find-covid-19-testing-in-nevada/
  6. Cúbrase al toser y estornudar, y deseche los pañuelos inmediatamente después de su uso.
  7. Lávese las manos durante 20 segundos con jabón; Use un desinfectante para manos a base de alcohol con, al menos, un 60% de alcohol si no tiene agua y jabón disponibles.
  8. Evite compartir artículos domésticos personales como platos, utensilios, tazas, toallas o camas con otras personas. Lave bien estos artículos después de su uso.
  9. Limpie todas las superficies de “alto contacto” todos los días. De ser posible, limpie y desinfecte las superficies de mucho contacto en su “habitación de enfermos” y en el baño utilizando guantes desechables. Permítale a otra persona limpiar y desinfectar las superficies en las áreas comunes para evitar propagar el virus.
  10. Buscar signos de advertencia de emergencia para el COVID-19. Si alguien muestra cualquiera de estos signos, procure atención médica de emergencia de inmediato.
  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión repentina
  • Incapacidad de permanecer de despertarse o permanecer despierto
  • Labios o cara azulados

Llame al 911 o a su centro local de emergencias. Notifique al operador que está buscando atención para alguien que tiene o puede tener COVID-19.

¿Qué hago si me siento mal?

Si tiene síntomas de COVID-19, informe a su proveedor de atención médica con anticipación que puede haber estado en contacto con el virus para identificar la forma más segura de acceder a la atención. Lleve un registro de sus síntomas y distancia social para prevenir la propagación del COVID-19. Si tiene signos de advertencia de emergencia, obtenga atención médica de emergencia de inmediato.

¿Cuándo debo hacerme la prueba?

Hágase la prueba si tiene síntomas de COVID-19, ha tenido contacto cercano con alguien que dio positivo en la prueba de COVID-19 o si su proveedor de atención médica o el departamento de salud local le han pedido o indicado que se haga la prueba. Mientras espera los resultados de sus pruebas pendientes, debe ponerse en cuarentena o aislarse en casa y seguir las instrucciones de su proveedor de atención médica o del departamento de salud local.

¿Qué hago si una persona de mi hogar se enferma?

Si alguien en su hogar se enferma, manténgase a una distancia de, al menos, seis pies tanto como pueda. Si es posible, use una habitación y un baño separados para los miembros enfermos del hogar. La persona enferma también debe usar una mascarilla desechable limpia en casa si estuviese disponible. De ser posible, su cuidador no debe ser alguien que tenga un riesgo elevado de sufrir síntomas graves por COVID-19.

¿Cuándo debo procurar atención de emergencia si tengo COVID-19?

Algunas personas pueden necesitar atención médica de emergencia. Monitoree los síntomas y esté atento a los signos de advertencia de emergencia*, como

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión repentina
  • Incapacidad de permanecer de despertarse o permanecer despierto
  • Labios o cara azulados

*Esta lista no incluye todos los posibles síntomas. Por favor llame a su proveedor médico ante cualquier otro síntoma que sea grave que le preocupe.

Notifique al proveedor de atención médica o al personal de respuesta a emergencias con anticipación que la persona tiene o puede tener COVID-19.

¿Qué debo hacer si tengo una discapacidad?

Algunas personas con discapacidades pueden tener un mayor riesgo de contraer o sufrir una enfermedad grave por COVID-19 debido a enfermedades subyacentes. Hable con su proveedor de atención médica sobre las preguntas que pueda tener sobre su salud y el manejo de su(s) enfermedad(es). Si tiene un proveedor de servicios directo, dígale que se lave las manos antes y después de tocarlo. Además, solicíteles que limpien y desinfecten los objetos o las superficies que se tocan con frecuencia, como mesadas, sillas de ruedas, inodoros, teléfonos, tanques de oxígeno, etc.

¿Cuándo estará disponible una vacuna para el COVID-19?

En los Estados Unidos, actualmente, no existe una vacuna autorizada o aprobada para prevenir el COVID-19. Hay un desarrollo y pruebas de vacunas en curso. Es posible que haya una vacuna disponible durante los próximos meses para una autorización de uso de emergencia (EUA) por parte de la Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos (FDA).

¿Me protegerá una vacuna contra la gripe del COVID-19?

Una vacuna contra la gripe no lo protegerá de contagiarse de COVID-19. Sin embargo, puede evitar que se contagie la gripe al mismo tiempo que el COVID-19. Esto puede evitar que tenga una enfermedad más grave si tiene COVID-19.

¿Qué aumenta el riesgo de tener COVID-19?

¿Quién está en mayor riesgo y condiciones preexistentes?

¿Quién tiene mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave por el COVID-19?

Si bien todas las personas pueden contraer COVID-19 y sufrir una enfermedad grave o, incluso, la muerte, algunos grupos tienen un riesgo elevado. Estas poblaciones incluyen:

  • Adultos mayores
  • Personas que viven con enfermedades subyacentes.

Otras personas que necesitan precauciones adicionales.

  • Grupos minoritarios raciales y étnicos.
  • Personas embarazadas y aquellas que planean amamantar.
  • Gente con discapacidades.
  • Personas con trastornos del desarrollo y del comportamiento.
  • Personas con trastorno por consumo de drogas y sustancias.

¿Cuáles son algunas de las afecciones médicas que ponen a las personas en mayor riesgo de tener COVID-19?

Se han identificado varias afecciones médicas que ponen a los adultos en mayor riesgo de contraer enfermedades graves por el COVID-19. Los adultos de cualquier edad con las siguientes afecciones tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave por el COVID-19:

  • Cáncer
  • Enfermedad renal crónica
  • EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  • Enfermedades cardíacas
  • Estado de inmunodeprimido
  • Obesidad
  • Obesidad grave
  • Enfermedad de células falciformes
  • Fumar
  • Diabetes de tipo 2

Se están realizando investigaciones para identificar otras afecciones médicas que ponen a las personas en mayor riesgo de sufrir enfermedades graves por el COVID-19. Según lo que se sabe actualmente, los adultos de cualquier edad con las siguientes afecciones podrían tener un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave por el COVID-19:

  • Asma moderada a grave
  • Enfermedad cerebrovascular
  • Fibrosis quística
  • Hipertensión o presión arterial alta
  • Estado inmunodeprimido (sistema inmunológico debilitado) por trasplante de sangre o médula ósea, inmunodeficiencias, VIH, uso de corticosteroides o uso de otros medicamentos que debilitan el sistema inmunológico
  • Condiciones neurológicas, como demencia
  • Enfermedad hepática
  • Exceso de peso
  • Embarazo
  • Fibrosis pulmonar
  • Talasemia
  • Diabetes de tipo 1

¿Por qué ciertos grupos se han visto más afectados por el COVID-19?

Grupos raciales/étnicos, comunidades LGBTQ+ y sordos/personas con dificultades auditivas y ciegas

¿Cómo se ven afectados de manera desproporcionada los grupos minoritarios raciales y étnicos por el COVID-19?

La desigualdad sistémica y social a largo plazo que experimentan los grupos minoritarios raciales y étnicos ha puesto a muchas personas en mayor riesgo de sufrir enfermedades graves o la muerte por el COVID-19. Las desigualdades en los determinantes sociales de la salud, como la pobreza y el acceso a la atención médica, afectan a estos grupos e influyen en varios resultados y riesgos para la salud y la calidad de vida. Los factores de riesgo que contribuyen a esta inequidad incluyen los siguientes:

Discriminación. La discriminación existe en sistemas como el cuidado de la salud, la vivienda, la educación, la justicia penal y las finanzas. La discriminación puede provocar estrés crónico y tóxico, y determinar factores sociales y económicos, lo que hace que las poblaciones de minorías raciales y étnicas se vean desproporcionadamente afectadas por el COVID-19.

Acceso a la atención médica. Los grupos minoritarios raciales y étnicos tienen un menor acceso a los seguros médicos, lo que disminuye el acceso al tratamiento y las pruebas por el COVID-19. El acceso a la atención también empeora debido a la discriminación racial y étnica, que puede empeorar la calidad de la atención y aumentar la desconfianza entre los grupos minoritarios raciales y étnicos. Los obstáculos del idioma y las diferencias culturales también pueden resultar en un menor acceso a una atención médica de calidad.

Ocupación. Las personas de algunos grupos minoritarios raciales y étnicos están representadas de una manera desproporcionada en los entornos laborales esenciales, lo que las deja en mayor riesgo de exposición al COVID-19. Otros factores incluyen un menor acceso a los días pagados por enfermedad, el contacto cercano con otras personas en el lugar de trabajo o la imposibilidad de trabajar desde casa.

Educación y situación económica. Con frecuencia, la desigualdad en el acceso a la educación y el estatus socioeconómico resulta en trabajos de mal pagos o menos estables entre las poblaciones de minorías raciales y étnicas. Esto, frecuentemente, deja a las poblaciones raciales y minoritarias en mayor riesgo de exposición al coronavirus. Las personas en estas situaciones regularmente no pueden darse el lujo de faltar al trabajo incluso si están enfermas, lo que contribuye a resultados de salud más bajos y a tasas de propagación más altas del COVID-19.

Vivienda. En algunas culturas, los acuerdos de alojamiento multigeneracional son comunes. Algunas personas de grupos minoritarios raciales y étnicos también pueden vivir en condiciones de hacinamiento, lo que puede interferir con el cumplimiento de las pautas de prevención indicadas. El riesgo de desempleo también puede resultar en el desalojo, que puede resultar en la falta de vivienda o en viviendas compartidas.

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a la comunidad LGBT?

La comunidad LGBT se ha visto afectada significativamente por el COVID-19. El COVID-19 representa un riesgo para la población LGBT debido al menor acceso a los servicios de salud, una menor prioridad de los servicios de salud como las pruebas o el tratamiento del VIH, un menor acceso al empleo o la estabilidad socioeconómica y las elevadas tasas de violencia y abuso domésticos.

Acceso a los servicios de salud: Con frecuencia, se produce estigma y discriminación cuando las personas LGBTQI buscan atención médica, lo que conduce a un menor acceso a una atención de calidad. Esta discriminación puede elevar el riesgo de las personas LGBT de sufrir COVID-19.

Menor priorización de los servicios de salud requeridos: Los sistemas de salud sobrecargados han provocado la interrupción y una menor prioridad del tratamiento de la comunidad LGBT para otras enfermedades, incluido el tratamiento y las pruebas del VIH o el tratamiento hormonal para las personas trans. Esto puede empeorar debido a la estigmatización y la discriminación.

Violencia y abuso domésticos: Debido al distanciamiento social y, en ocasiones, a las restricciones para quedarse en casa, las personas LGBT corren un mayor riesgo de exposición al maltrato por parte de familiares y cohabitantes que no los apoyan. Esto puede aumentar la exposición a la violencia, así como las dificultades de salud mental.

Bajo acceso al empleo o estabilidad socioeconómica: Las personas LGBT sufren de desempleo y pobreza a tasas elevadas, lo que lleva a un menor acceso a necesidades tales como alimentos y medicamentos, un menor acceso a la licencia paga por enfermedad y la incapacidad de obtener una indemnización por desempleo y una cobertura médica.

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a la comunidad de personas sordos y ciegos?

El COVID-19 ha impactado significativamente a la comunidad de personas sordas y ciegas, y redujo la capacidad de esta población para comunicarse con otras personas y viajar de manera segura para tener acceso a lo esencial como comestibles, medicamentos o suministros domésticos. Las consecuencias no deseadas de los requisitos de uso de mascarillas han limitado aún más la capacidad de ciertas comunidades para comunicarse.  Los tapabocas no solo afectan a quienes leen los labios; los estudios han demostrado que el 60-70% de la comunicación se basa en señales no verbales de patrones de labios y expresiones faciales, que son esenciales para cualquier persona con dificultades de comunicación. Además, el tacto es fundamental para el funcionamiento diario de la comunidad de personas sordas y ciegas, pero causa un riesgo significativo de contagio.

La falta de apoyo alternativo para la interpretación o una mascarilla con una ventana transparente en los entornos médicos, laborales y escolares ha hecho que sea cada vez más difícil para esta comunidad sentirse objeto de una adaptación.

Desacreditar Mitos

¿Funcionan las mascarillas para protegernos del virus?

El uso de una mascarilla es muy eficaz para reducir la propagación del virus. Si bien la investigación actual sugiere que usar una mascarilla de tela no le impedirá respirar gotitas respiratorias que transportan un virus como el del COVID-19, usar una mascarilla ayudará a proteger a otras personas si usted está infectado, ya sea que tenga síntomas o no. De esta manera, usted usa su mascarilla para proteger a los demás, en tanto que ellos usan su mascarilla para protegerlo a usted.

¿Por qué debería usar una mascarilla si me siento bien?

Debe usar una mascarilla incluso si usted o otra persona se sienten bien, a menos que sea menor de 2 años o si hay una razón médica que interfiere con su capacidad para usar una mascarilla. Las investigaciones han demostrado que una parte significativa de las personas que tienen el coronavirus no muestra ningún síntoma. Los síntomas pueden aparecer entre 2 y 14 días después de la exposición al virus, y muchas personas no tienen síntomas físicos del virus durante este tiempo. De esta manera, el virus puede estar activo y propagarse incluso si usted o la otra persona se sienten bien.

¿El COVID-19 es diferente de la gripe?

El COVID-19 es más contagioso entre ciertas poblaciones y grupos de edad que la gripe. Además, se ha observado que el COVID-19 tiene más eventos de propagación que la gripe. Si bien ambas son enfermedades respiratorias contagiosas con algunos síntomas similares, el COVID-19 representa un riesgo elevado para una gran cantidad de personas infectadas y sus síntomas y complicaciones de salud graves.

El COVID-19 y la gripe

SIMILITUDES

  • Ambas son enfermedades respiratorias contagiosas.
  • Los síntomas comunes incluyen fiebre, tos, falta de aire o dificultades para respirar, fatiga, dolor de garganta, secreción nasal y dolores musculares/corporales.
  • Pueden pasar 1 o más días entre que una persona que se infecta y cuando comienza a experimentar síntomas.
  • Es posible propagar el virus durante, al menos, un día antes de tener síntomas.
  • Tanto el COVID-19 como la gripe pueden transmitirse de persona a persona.
  • Ambos se transmiten por gotitas que se forman cuando las personas con la enfermedad tosen, estornudan o hablan.
  • Es posible que una persona pueda infectarse por contacto físico humano o al tocar una superficie o un objeto que tenga el virus y, luego, tocarse la boca, la nariz o los ojos.

DIFERENCIAS

  • El COVID-19 causa enfermedades más graves en algunas personas.
  • Las personas pueden ser contagiosas durante más tiempo con el COVID-19 y pueden tardar más en mostrar síntomas.
  • Existe una vacuna para la gripe, pero no una vacuna para el COVID-19.
  • En el caso de la gripe, una persona generalmente presenta síntomas entre 1 y 4 días después de la infección.
  • En el caso del COVID-19, el intervalo de tiempo puede variar, pero una persona, generalmente, presenta síntomas 5 días después de la infección; sin embargo, los síntomas pueden aparecer tan pronto como 2 días después de la infección o hasta 14 días después de la infección.
  • El COVID-19 es más contagioso en ciertas poblaciones y grupos de edad que la gripe.
  • La mayoría de las personas que tienen gripe tardan en recuperarse unos pocos días, pero menos de dos semanas.
  • Los medicamentos antivirales contra la gripe están aprobados y recetados por la FDA para tratar la gripe.
  • Actualmente no existen medicamentos u otras terapias aprobadas por la FDA para prevenir o tratar el COVID-19.

¿Es un tapabocas alternativo (como un protector facial, un protector de cuello o una mascarilla de plástico) tan eficaz como usar una tela o una mascarilla desechable?

La CDC nos recomienda mascarillas alternativas. Estas mascarillas están siendo evaluadas, pero, actualmente, se desconoce su eficacia. Por este motivo, se recomienda utilizar una mascarilla de tela estándar.

¿Qué es la inmunidad colectiva?

La “inmunidad colectiva” o “inmunidad de la población” se refiere a una población que tiene un alto nivel de inmunidad donde una enfermedad no se puede propagar si se introduce. Si bien las personas aún pueden infectarse, la población está protegida de los grandes brotes y esto, a su vez, protege a los miembros de la población de la exposición.

¿Qué es la inmunidad colectiva por vacunación?

No es necesario vacunar a todas las personas de una población para estar protegidas y lograr la inmunidad colectiva. Los grupos vulnerables que no pueden vacunarse se mantienen seguros si se vacuna a suficientes otras personas. De esta manera, la inmunidad colectiva se logra protegiendo a las personas de un virus usando una vacuna y no exponiéndolas a ella.

¿Qué es la inmunidad colectiva por infección natural?

Para algunas enfermedades, la inmunidad colectiva se puede lograr por una infección natural si un número suficiente de individuos de esa población se ha recuperado de la enfermedad y  ha desarrollado anticuerpos para prevenir una infección futura. Sin embargo, no está claro si la infección por coronavirus hace que una persona sea inmune a futuras infecciones.

¿Por qué no dejamos que la inmunidad colectiva se produzca por infección natural?

Si el coronavirus se propaga libremente en un intento por lograr la inmunidad colectiva, se producirán aumentos graves en las tasas de mortalidad y varias consecuencias no deseadas. Mientras muchas personas se recuperarían después de la infección, la infección masiva conduciría a una probabilidad de muerte significativamente mayor, lo que es probable que afecte de una manera desproporcionada a las poblaciones en riesgo. Incluso si el coronavirus crea una inmunidad duradera, se estima que el 70% de la población de los Estados Unidos tendría que infectarse para que se produjera la inmunidad colectiva. Esto podría provocar millones de muertes y graves complicaciones de salud, especialmente entre las poblaciones en riesgo. Esto, probablemente, también colapsaría el sistema de salud de los Estados Unidos, reduciendo el acceso a la atención e impactando negativamente en los resultados de salud respecto del COVID-19. Para evitar una mayor pérdida de vidas humanas, la inmunidad colectiva solo debe intentarse por la vacunación, no por una infección natural masiva.

Referencias

ABC News. (2020). Facing coronavirus while deaf and blind: ‘Everything relies on touch’. Retrieved from https://abcnews.go.com/US/facing-coronavirus-deaf-blind-relies-touch/story?id=70274235

Banner Health. (2020). How is Herd Immunity Achieved at Scale? Retrieved from https://www.bannerhealth.com/healthcareblog/teach-me/what-is-herd-immunity

Cleveland Clinic. (2020). Unsure About Actually Wearing a Face Mask? Here’s How (and Why) to Do It. Retrieved from https://health.clevelandclinic.org/unsure-about-actually-wearing-a-face-mask-heres-how-and-why-to-do-it/

Centers for Disease Control and Prevention. (2020a). COVID-19: Considerations for Wearing Masks. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prevent-getting-sick/cloth-face-cover-guidance.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020b). Similarities and Differences between Flu and COVID-19​. Retrieved from https://www.cdc.gov/flu/symptoms/flu-vs-covid19.htm

Centers for Disease Control and Prevention. (2020c). How to Protect Yourself and Others. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prevent-getting-sick/prevention-H.pdf

Centers for Disease Control and Prevention. (2020d). Certain Medical Conditions and Risk for Severe COVID-19 Illness. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/need-extra-precautions/people-with-medical-conditions.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020e). Health Equity Considerations and Racial and Ethnic Minority Groups. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/community/health-equity/race-ethnicity.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020f). Coronavirus (COVID-19) frequently asked questions. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/faq.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020g). What to Do If You Are Sick. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/if-you-are-sick/steps-when-sick.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020h). Testing for COVID-19. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/symptoms-testing/testing.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020i). COVID19 – Caring for someone at home. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/if-you-are-sick/care-for-someone.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020j). People with Disabilities. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/need-extra-precautions/people-with-disabilities.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020k). How to Select, Wear, and Clean Your Mask. Retrieved from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prevent-getting-sick/about-face-coverings.html

Centers for Disease Control and Prevention. (2020l). 8 Things to Know about Vaccine Planning. Retrieved October 30, 2020, from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/8-things.html

Mayo Clinic. (2020). Herd immunity and COVID-19 (coronavirus): What you need to know. Retrieved from https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/coronavirus/in-depth/herd-immunity-and-coronavirus/art-20486808

World Health Organization. (2020). Coronavirus disease (COVID-19): Herd immunity, lockdowns and COVID-19. Retrieved October 30, 2020, from https://www.who.int/news-room/q-a-detail/herd-immunity-lockdowns-and-covid-19

United Nations Human Rights. (2020). COVID-19 AND THE HUMAN RIGHTS OF LGBTI PEOPLE. Retrieved from https://www.ohchr.org/Documents/Issues/LGBT/LGBTIpeople.pdf

Grote, H., & Izagaren, F. (2020). Covid-19: The communication needs of D/deaf healthcare workers and patients are being forgotten. Bmj. doi:10.1136/bmj.m2372.https://www.bmj.com/content/369/bmj.m2372

FLU vs. COVID Chart– https://www.cdc.gov/flu/symptoms/flu-vs-covid19.htm

Menu