HOGARES MULTIGENERACIONALES O VIVIENDA DE EDAD AVANZADA

Si vive en lugares cerrados con varias personas, como compañeros de cuarto, en un apartamento pequeño o en una casa con una gran familia extendida, existen formas de ayudarlo a proteger a los miembros más vulnerables de su hogar.

Si vive en lugares cerrados con varias personas, como compañeros de cuarto, en un apartamento pequeño o en una casa con una gran familia extendida, existen formas de ayudarlo a proteger a los miembros más vulnerables de su hogar.

¿Qué medidas podemos tomar mi familia y yo para reducir el riesgo de contagiar COVID-19?
  • Ponga en práctica acciones preventivas diarias para ayudar a reducir su riesgo de enfermarse.
  • Asegúrese de que todos en su hogar estén haciendo lo mismo, especialmente los niños y los que están en riesgo.
  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
  • Conéctese con los demás de forma segura.
  • Limite los viajes fuera del hogar.
    • Si debe salir de su hogar, use una mascarilla y manténgase a una distancia de, al menos, 6 pies o, aproximadamente dos brazos, lejos de los demás.
  • Sepa qué hacer y a quién contactar si se enferma. Cree un plan de acción para el hogar:
    • Hable con las personas que deben ser incluidas en su plan y sobre qué hacer si ocurre un brote de COVID-19 en su hogar.
    • Planifique formas de cuidar de los seres queridos que pueden tener un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves.
    • Conozca a sus vecinos y averigüe si su barrio tiene un sitio web o una página en las redes sociales para mantenerse conectados.
    • Cree una lista de organizaciones locales con las que su familia pueda comunicarse si necesita acceder a información, servicios de atención médica, apoyo y recursos.
    • Cree una lista de contactos de emergencia de familiares, amigos, vecinos, conductores de viajes compartidos, proveedores de atención médica, maestros, empleadores y el departamento de salud pública local, así como otros recursos de la comunidad.
Si necesita compartir una habitación con alguien que está enfermo:
  • Abra una ventana, si es posible.
    • No abra las ventanas y puertas si representa un riesgo para la seguridad o la salud de los miembros del hogar (por ejemplo, riesgo de caerse o desencadenar síntomas de asma).
  • Mantenga al menos 6 pies entre las camas, si es posible. Si esto no es posible, duerma de la cabeza a los pies.
  • Coloque una cortina alrededor o coloque otro separador físico (por ejemplo, cortina de ducha, cartulina grande, edredón o colcha grande) para separar la cama de la persona enferma.

Si necesita compartir el baño con una persona enferma, la persona enferma debe limpiar y desinfectar las superficies que se tocan comúnmente en el baño después de cada uso. Si esto no es posible, la persona que realiza la limpieza debe:

  • Abrir las puertas y ventanas exteriores antes de entrar al baño, si es posible. Si tiene uno, encienda el ventilador del baño.
  • Espere el mayor tiempo posible antes de entrar a la habitación para limpiar y desinfectar o para ir al baño.
  • Garantice el uso y almacenamiento de los desinfectantes, incluido el almacenamiento de los productos de forma segura lejos de los niños.
  • Use guantes desechables al limpiar y lávese las manos inmediatamente después.
¿Pueden los niños pasar tiempo con los adultos mayores o las personas con enfermedades crónicas?
  • Si vive con ancianos o personas en mayor riesgo de sufrir enfermedades graves por COVID-19, como diabetes o afecciones cardíacas graves, considere separar a los niños de ellos si los niños tienen interacciones frecuentes con personas fuera del hogar (como en la guardería u otros entornos).
  • Los ancianos y las personas que tienen problemas médicos, como diabetes o problemas cardiacos graves, deben evitar cuidar a los niños en su hogar, si es posible. Si las personas en mayor riesgo deben cuidar a los niños en su hogar, los niños bajo su cuidado no deben tener contacto con personas fuera del hogar. Los miembros del hogar en mayor riesgo también deben evitar cuidar a personas de cualquier edad que estén enfermas.
  • Considere posponer las visitas o los viajes para ver a amigos mayores o familiares con afecciones médicas subyacentes mientras haya altos niveles de transmisión (o un gran número de casos de COVID-19) en su comunidad.
  • Adopte medidas para ayudar a proteger a los niños del COVID-19 para reducir su propagación del virus.
¿Pueden los niños pasar el rato con sus amigos?

Cualquiera que se reúna de forma insegura en grupos puede poner a todos en riesgo. La clave para frenar la propagación del COVID-19 es practicar el distanciamiento social. Los niños no deben juntarse en persona o con niños de otros hogares para jugar. Si juegan fuera de sus propias casas, es esencial que permanezcan a 6 pies de distancia de cualquier persona que no sea de su propio hogar.

Una persona de mi hogar tiene una enfermedad preexistente. ¿Qué medidas adicionales debemos tomar?
  • Asegúrese de tener acceso a medicamentos y suministros para 2 semanas en caso de que necesite quedarse en casa durante períodos prolongados.
  • Si reciben algún servicio de atención de apoyo en el hogar, como servicios de asistentes de atención personal, profesionales de apoyo directo o terapeutas, planifique qué hacer si sus proveedores de atención directa o cualquier persona en el hogar se enferma.
  • En el caso de los niños, considere identificar posibles cuidadores alternativos, en caso de que sus cuidadores habituales se enfermen y no puedan cuidar a los niños. Si es posible, estos cuidadores alternativos no deberían tener un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por COVID-19. Asegúrese de que estos cuidadores tomen precauciones adicionales si algún niño tiene una discapacidad.
Menu