Select Page

#UNACOMUNIDAD

HOGAR MULTIGENERACIONAL O VIVIENDA HACINADA

Si vive en lugares cerrados con varias personas, como compañeros de cuarto en un apartamento pequeño o en una casa con una gran familia extendida, existen formas de ayudarlo a proteger a los miembros más vulnerables de su hogar. La parte clave para recordar es que, si en su hogar hay una o más personas vulnerables, todos deben actuar como si ellos mismos corrieran un mayor riesgo.

¿Qué medidas podemos tomar mi familia y yo para reducir el riesgo de contagiar COVID-19?

  • Ponga en práctica acciones preventivas diarias para ayudar a reducir su riesgo de enfermarse. 
    • Asegúrese de que todos en su hogar estén haciendo lo mismo, especialmente los niños y los que están en riesgo.
    • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
    • Conéctese con los demás de forma segura. 
    • Limite los viajes fuera del hogar. 
      • Si debe irse de su hogar, use una mascarilla y manténgase a una distancia de, al menos, 6 pies o, aproximadamente, dos brazos, lejos de los demás.
  • Sepa qué hacer y a quién contactar si se enferma. Cree un plan de acción para el hogar:
  • Hable con las personas que deben ser incluidas en su plan y debatan sobre qué hacer si ocurre un brote de COVID-19 en su hogar.
  • Planifique formas de cuidar de los seres queridos que pueden tener un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves.
  • Conozca a sus vecinos y averigüe si su barrio tiene un sitio web o una página en las redes sociales para mantenerse conectados.
  • Cree una lista de organizaciones locales con las que su familia pueda comunicarse si necesita acceder a información, servicios de atención médica, apoyo y recursos.
  • Cree una lista de contactos de emergencia de familiares, amigos, vecinos, conductores de viajes compartidos, proveedores de atención médica, maestros, empleadores y el departamento de salud pública local, así como otros recursos de la comunidad.


¿Qué debo hacer si me enfermo (o una persona en mi hogar se enferma)?
 

  • La mayoría de las personas que contagian COVID-19 podrán recuperarse en su hogar. Los CDC tienen instrucciones para las personas que se están recuperando en su hogar y para sus cuidadores, que incluyen las siguientes:
    • Quédese en casa cuando esté enfermo, excepto para obtener atención médica.
    • Proporcione a su familiar enfermo mascarillas limpias y descartables para que las use en casa, si estén disponibles, para prevenir la propagación del COVID-19 a otras personas.
    • Use una habitación y un baño separados para los miembros enfermos del hogar (si sea posible).
    • Limpie la habitación y el baño de las personas enfermas, según sea necesario, para evitar el contacto innecesario con ellos.
    • Esté atento a los síntomas y aprenda cuándo procurar atención médica de emergencia.
    • Quédese en casa cuando esté enfermo, excepto para obtener atención médica.
    • Lave los artículos, incluidos los juguetes de peluche lavables, según corresponda y de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Si sea posible, lave los artículos con la configuración adecuada de agua más caliente y séquelos por completo. La ropa sucia de una persona enferma se puede lavar con los artículos de otras personas.

¿Pueden los niños pasar tiempo con los adultos mayores o las personas con enfermedades crónicas?

  • Si vive con ancianos o personas en mayor riesgo de sufrir enfermedades graves por COVID-19, como diabetes o afecciones cardíacas graves, considere separar a los niños de ellos si los niños tienen interacciones frecuentes con personas fuera del hogar (como en la guardería u otros entornos).
  • Los ancianos y las personas que tienen afecciones médicas, como diabetes o afecciones cardíacas graves, deben evitar cuidar a los niños en su hogar, si es posible. Si las personas en mayor riesgo deben cuidar a los niños en su hogar, los niños bajo su cuidado no deben tener contacto con personas fuera del hogar. Los miembros del hogar en mayor riesgo también deben evitar cuidar a personas de cualquier edad que estén enfermas.
  • Considere posponer las visitas o los viajes para ver a amigos mayores o familiares con afecciones médicas subyacentes mientras haya altos niveles de transmisión (o un gran número de casos de COVID-19) en su comunidad.
  • Adopte medidas para ayudar a proteger a los niños del COVID-19 para reducir su propagación del virus.


¿Pueden los niños pasar el rato con sus amigos?

Cualquiera que se reúna de forma insegura en grupos puede poner a todos en riesgo. La clave para frenar la propagación del COVID-19 es practicar el distanciamiento social. Los niños no deben juntarse en persona con niños de otros hogares para jugar. Si juegan fuera de sus propias casas, es esencial que permanezcan a 6 pies de distancia de cualquier persona que no sea de su propio hogar.


Una persona de mi hogar tiene una enfermedad subyacente.
¿Qué medidas adicionales debemos tomar?

  • Asegúrese de tener acceso a medicamentos y suministros para 2 semanas en caso de que necesite quedarse en casa durante períodos prolongados.
  • Si reciben algún servicio de atención de apoyo en el hogar, como servicios de asistentes de atención personal, profesionales de apoyo directo o terapeutas, planifique qué hacer si sus proveedores de atención directa o cualquier persona en el hogar se enferma. 
  • En el caso de los niños, considere identificar posibles cuidadores alternativos, en caso de que sus cuidadores habituales se enfermen y no puedan cuidar a los niños. Si es posible, estos cuidadores alternativos no deberían tener un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por COVID-19. Asegúrese de que estos cuidadores tomen precauciones adicionales si algún niño tiene una discapacidad.